Datos personales

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

domingo, 21 de agosto de 2011

LA VISITA



Mukhtar está recostado en la arena caliente; es inhóspita, monocolor, monótona. Tiene ocho años, aunque su cuerpo escuálido, huesudo, tiene las proporciones de un niño de tres años.

Su piel está seca, áspera, y revienta por algunos sitios con pústulas, que dejan escapar un líquido viscoso al que acuden moscas, que ya casi forman parte de su cuerpo.

Ni tiene fuerzas para andar ni la polio que padece, se lo permite.

Nada extraordinario, casi todos los niños que le rodean están en las mismas condiciones. Muchos niños han tenido peor suerte y han ido muriendo mientras él iba cumpliendo años; aunque no sabe qué es mejor, si morir y descansar, o vivir en ése infierno esperando...,esperando no sabe qué.

Mira a un lado. Su madre está sentada en el suelo y sostiene en sus escuálidos brazos a uno de sus hermanos; éste intenta alimentarse con una leche casi inexistente, en ese pecho que parece un pellejo vacío, con el que supuestamente debe alimentarlo.

Mira al otro lado, ve algo brillar en la arena. Empieza a moverla y separarla del objeto hasta que lo saca del todo y lo acerca a sus ojos. Es una lámpara de aceite. Recuerda haber oído historias de sus mayores que si te encontrabas un artilugio como ése y lo frotas, el genio de tu interior te concede un deseo.

Así lo hace. El genio aparece y le pregunta dónde quiere que lo lleve.

-Pues, a un sitio en dónde esté pasando algo extraordinario.

Ve delante de sus ojos cómo gira el globo terráqueo a mucha velocidad..., sus ojos se van agrandando poco a poco, a la par que éste también vá dejando de girar…, hasta que al lado de un gran Océano, el Atlántico y un poco más arriba y a la izquierda del continente Africano, el mapa de España se acercando poco a poco, poco a poco, hasta que sus ojos estuvieron muy cerca de un sitio llamado Madrid. Vá viendo los acontecimientos que suceden, cómo en una gran pantalla de plasma.

Todo lo que está a su alrededor vá perdiendo luz, relieve y relevancia, sólo es importante lo que vá pasando en ésa gran pantalla; como si lo engulliera por completo.

Ve a muchísima gente congregada en una gran avenida. Gente que canta en muchos idiomas, que parece muy feliz, que salta, que baila y corea el nombre de alguien que no puede ver.

-¡Viva el Papa! ¡Viva el Papa!

Con los ojos busca a ésa persona a la que aclaman. Arriba de un gran estrado, rodeado de muchísima gente, de hombres y mujeres vestidos casi todos de blanco y negro, se sitúa majestuoso, suntuoso, con gesto lento y estudiado, un hombre con el pelo blanco.

Cuando habla, en voz pausada, todos callan.

Por lo visto habla en nombre de alguien. Cristo, sí, así se llama.

Dice que Cristo es el Dios de todos. Un Dios de amor, de misericordia, de piedad…, y por lo visto, él es su emisario.

Y habla de todo lo que decía ése Cristo, ése Dios. Y él cada vez abre mas los ojos, perplejo.

Y sacan varias esculturas del Dios a las calles. Imágenes en dónde el Dios sufre, es maltratado, vejado y hasta clavado en una cruz hasta la muerte; sin que tuviera culpa alguna.

Y el Papa exhorta a que todos sigan su ejemplo, el de Cristo.

Y ve al Papa recibir a grandes personajes con muchos honores, e incluso intercambian valiosos regalos…

Y todos lo vitorean, aplauden, gritan a su paso, chillando su nombre hasta casi el paroxismo… y piensa que seguramente ese Dios, Cristo, no se parecía mucho a la gente que habla de él.
Sin embargo, por lo que cuentan, sí se parece a la gente que a él mismo rodea. Con humildad, con muchas necesidades y sufrimiento.

Y ve cómo parte de ésa gente se pone a chillar y a discutir con otros que no piensan como ellos pero que han acudido al lugar dónde están; tanto que hasta que tiene que intervenir la policía. Con unas grande porras y la cabeza cubierta por unos cascos, pega y zarandea a algunos.

Dos hombres varones se besan apasionadamente para burlarse de los que siguen al Papa, y dicen obscenidades…, y los otros contestan, y todos chillan.

Y no entiende nada.

Y ve todo lo que rodea a aquellos acontecimientos, y no entiende nada.

Y piensa: ¿cómo el señor del pelo blanco no va a verlos a dónde está él, dónde tantos niños y mayores que sufren tanto, que están tan enfermos y dónde hay tanta hambre?…

Si todos ésos jóvenes se hubieran llevado la fiesta a su país, con todas ésas ropas, ésas risas, ésos cánticos…, seguramente todos hubieran sido muy felices. Pero sobretodo ése Dios, Cristo, que también había sufrido como ellos.

Pero no; parece ser que no podía ser. Ese señor del pelo blanco se sube a un avión, se despide de aquélla gente que llora y ríe y vuelve a su casa.

A su casa, un gran palacio…

26 comentarios:

javier dijo...

gracias a Dios que entre toda la buena gente, tenga la creencia que tenga, podemos seguir ayudando a tanto desvalido y necesitado

San dijo...

Maru un resumen de todo lo acontecido, mucho para reflexionar desde todos los puntos de vista, cada cual lo ve con ojos distintos, pero los de este niño....hiere.
Un beso.

Juan Carlos dijo...

Esta tarde pensaba, entre acarreo de muebles y cajas, porque estoy ayudando en una mudanza a una amiga escritora, si tuviera que escribir sobre la visita del Papa, ¿como lo haría? Y pense en la perspectiva de alguien ajeno a esta historia, de alguien que no entiende nada. Un inmigrante africano recién llegado a Madrid.
Guarda similitud con tu idea, aunque no identidad.
Tu relato, perfecto. Pais de locos somos. Efectivamente, sería más efectivo que fuera a algún país más necesitado.
Beso, Maru.

Manuel dijo...

Querida Maru, la situación de ese niño, que desgraciadamente existe, es atroz y sangrante, no pueden existir otras lecturas ni interpretaciones.
Desde que tengo uso de razón vengo oyendo el problema de Somalia y si se profundiza un poco está claro que el problema no es la ayuda humanitaria sino como hacerlas llegar de una forma eficaz.
La lámpara mágica en este caso son las pocas Organizaciones que aún resisten en el Cuerno de Africa ayudando a la población a pesar de las múltiples tribus politicamente dominantes.
Un beso

Chus dijo...

Maru:
El caso que cuentas es terrorífico, es verdad, existe esa desigualdad en el mundo y somos nosotros los paises ricos los que tendríamos que ayudar a los paises pobres, pero no es cosa de ti y de mi es cosa de los gobiernos, y si no lo hacen, ¿que podemos hacer nosotros?

El Papa también visita los países pobres, su próxima visita será a Rio de Janeiro y ahí también hay mucha pobreza.

Creo que el mensaje que nos ha dado el Papa en estos días es digno de reflexión y meditación, no solo por nosotros los ciudadanos de a pie sino por todo el mundo, empezando por la propia iglesia, sacerdotes, obispos, fieles, gobiernos, etc.....

La iglesia Católica está haciendo mucho pero que mucho bien en todos esos países pobres.

Te citaré a título de ejemplo, Madre Teresa de Calcuta, Vicente Ferrer, misioneros sin nombre, etc...etc...

La vida es muy injusta, estoy de acuerdo contigo y ojalá estuviera en mis manos remediarlo, te aseguro que se acabaría la pobreza, las penas, las guerras, etc......
Nuestra mente humana jamás comprenderá el misterio divino. Esperemos que todo sea verdad y algún día comprendamos los misterios.

Un besazo

Carol dijo...

Querida Maru, tu crónica es perfecta y clara, yo aunque no tengo nada contra la iglesia católica y menos aún contra sus miembros que más cerca están de los pobres y necesitados y porque soy católica, a veces eventos como estos me parecen fuera de lugar, del momento oportuno, cuando tantas personas están muriendo sin tener un trozo de pan que llevarse a la boca.
Le pido a Dios en su misericordia infinita que ilumine a las almas buenas para que hagan el bien.

Siempre pregunto que haría Jesucristo si viera tanto derroche y tanta necesidad al mismo tiempo, como he leído los evangelios lo tengo claro.

Una cosa es predicar y otra dar trigo.

Un beso fuerte amiga.

Pilar dijo...

Duele, seguramente hay muchas razones para como son las cosas, pero quizás ninguna debería ser defendida llevando una cruz al cuello.

Un cordial saludo.

Steki dijo...

Tan triste como cierto, amiga querida. Tu relato duele. Pero es real, lamentablemente real. Todos los reclamos son justos.

Gracias por haber cambiado el formato de tu plantilla! Ahora puedo comentar, jeje.

Un beso grande para ti y feliz comienzo de semana!

Ana Tapadas dijo...

Triste e real, metáfora do mundo em que vivemos. Excelente.


bjs

Matices dijo...

No llega ni a mi entendimiento toda esta situación. Se ve que el acordarse de estas personitas, nos toca al ciudadano de a pie. Espero que al menos el esfuerzo de muchos les llegue y en algo ayude, pero necesitan mucho más...
No entrare a opinar sobre la opulencia de la Iglesia, a mi me sirvió un paseo por el País del Vaticano, me hizo reflexionar.
Besos

Simplementeyo dijo...

Así es , la desigualdad siempre está patente, pero los tienen mucho quieren mas, y los que no tienen nada menos tienen. Es una vergüenza que tenemos que llevar arrastras.
Ojalá algún día cambie, mi granito de arena quisiera aportar.

Besitos y sonrisas igualadas .-))

Atalanta dijo...

Algunas veces, para ser humano, hay que posicionarse; palabras de Grahan Green.

Yo no creo en ningún Dios, las soluciones están en las manos de los seres humanos.

Que seria de nosotros/as (jueveros/as), si hubiéramos nacido allí, en cualquier allí.

Besos defraudados

MARIAN dijo...

¡si Jesus levantase la cabeza! ¡merecio la pena tanto sufrimiento por su parte para ver a un representante suyo rodeado de lujos, mientras hay gente que muere de hambre? ¿donde quedó su enseñanza? una pena.
un saludo
marian

javier dijo...

gracias maru, una escesiva proteccion de la amistad, fue que impulso mi ambiguo comentario,quizas para no contradecirte. Seré buenoooo jjajajaja. Un beso

Ricardo Musso dijo...

Asombrosa coincidencia que el Papa y Mukhtar hayan querido visitar lugares donde están sucediendo cosas extraordinarias!

El señor Ratzinger no eligió visitar el país de Mukhtar, porque allí no está sucediendo nada extraordinario. La miseria y el hambre hacen rato que dejaron de serlo para él y su Institución. Pero sí son los sitios donde las protestas y reclamos sociales puedan generar cambios que lleguen a perjudicar sus arcas.

Por otro lado, el Genio de la lámpara cumplió con el deseo del niño al llevarlo allí donde sí están sucediendo cosas extraordinarias. Y ese lugar es España, y otros cuantos países de Europa.
No tengo dudas tampoco que, como en Latinoamérica también están sucediendo cosas extraordinarias, ese “caballero” que cumple con una agenda política como “representante de Dios en la tierra”, cuando arribe por acá, su epicentro será Brasil. Tal vez Mukhtar quiera darse una vuelta en ese momento!.

Parece mentira cómo la belleza y la crueldad pueden darse la mano como lo lograste en tu cuento MARU.
Belleza en tu estilo narrativo, y crueldad en lo que cuentas!.

Besos.
Rik

MARU dijo...

Queridos amigos.
Como siempre, gracias por leer y comentar lo que esribo. Es un lujo.
Creo que es algo muy gratificante el poder escribir con libertad y poder leer vuestros pareceres, que supongo y deseo, estén escritos desde la mas completa libertad.
Respeto muchísimo todos los comentarios, pareceres y sentimientos, aunque discrepe de algunos, siempre son muy enriquecedores.
He escrito el cuento tal como he visto los acontecimientos y procurando, en el cuento, verlos desde mas distancia de la que tengo yo incluso.

No puedo entender en tiempos de crisis, cuando tanta gente está pasando calamidades, que se hagan ostentaciones de ninguna clase. Menos, por parte de la dirección de una Iglesia que preconiza todo lo contrario. Lo que no entiendo es esa incongruencia.

Pero repito, con la misma libertad que he sentido y el máximo respeto que he procurado tener, agradezco vuestros pareceres. De eso se trata.
Un beso a todos y gracias.

javier dijo...

en esa libertad de opinión, me manifiesto en la injusticia que supone cargar la solución de todas las miserias del mundo en una sólo religion, por otro lado mayoritaria en España. Las Iglesias sean las que fueren tienen una mision determinada en la sociedad, siendo los estados los responsables de solucionar las necesidades de sus gobernados. Aún asi, son las Iglesias ( en plural) las que estan cada dia con los henfermos terminales, con los discapacitados, con los que a nadie tienen, con los abandonados, con las mujeres maltratadas, con las personas que sufren. Ahora es el cuerno de áfrica, que ha venido muy bien para restregar la miseria a la Iglesia católica, ¿ cómo si fuera su culpa! cuando los misioneros estan en TODO AFRICA ayudando a esa pobre gente. Alli comen infinidad de personas gracias a los misioneros, mientas nadie que8ire saber en españa de ello. Hay que decirlo, como digo que Caritas ayuda al año a 880.000 personas que viven en España, que facilita dinero para alquilers, recibos de luz, de supervivencia y da de comer a mas de 130.000 personas diarias. Yo ayudo con mi equis en la declaracion de hacienda, y como yo millones de españoles. Se recrimina riquzas a la Iglesia... yo recrimino 2.900 millones de euros entregados en loq ue va de año a los sindicatos, recrimino 100 millones dee euros entregados para un puesto de trabajo de Bibiana Aido, recrimino millones de euros desviados de los parados para politicos y sindicalistas, recrimino trapas de mafiosos que corrompen politicos de todos los partidos.
Pero parece que es la Iglesia católica la única responsable de las carencias de los niños del cuerno de áfrica. No, me niego a que se maneje las carencias y las miserias de las personas, que se juege con sus miserias, que se airen, injustamente contra nadie
Me repito. La guerra de libia que i nos va ni nos viene nos ha costado 2 millons de euros diarios. la guerra de afganistan nos ha costado millones de euros, la guerra de irak nos ha costado millones de euros...
Y ahora es la Iglesia la responsable del hambre? creo que se ha buscado un culpàble facilon y cómodo para calmar nuestras conciencias.
Un beso y perdonad mi extension

CAS dijo...

Algo que me impactó fue ver tanta juventud preocupada u ocupada en algo tan etéreo, intangible, como la fe. El hecho que se ocupen de reflexionar sobre ella, algo positivo creo que puede dejar.Ojalá sea así, quiero creer que siempre algo bueno queda, porque es tanto en este mundo lo que nos lleva a descreer de todo...quizá sirva para un mundo un poco más ecuánime, más parejo en oportunidades, aunque sean muchos los que se quedan fuera en el reparto, demasiados!!

Un fuerte abrazo, Maru.

Neogeminis dijo...

Los contrastes de la realidad son inapelables...
Podría el Papa quizás, llevar la "fiesta" a aquellas tierras invirtiendo algo de lo gastado en mejorar la situación de los que no tienen nada? Sí, hubiese podido. Como también lo podrían hacer los que los recibieron, saltando y cantando vivando a un Cristo que -seguro- habrá estado al lado del que sufre y no del que se exalta en la opulencia.

Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Maru, sangrante tu escrito, la visita del papa ni te cuento.
No todo reside en la ayuda humanitaria que apenas llega, yo creo que a los gobiernos les interesa ver morir a tantas personas, es mejor que mueran a ayudarlos, así se quedan con mas dinero para ellos.
¿Y de la iglesia que decir? Con tantos dineros escondidos en bancos y negocios no lícitos, en tesoros del pueblo, en palacios que nadie habita, en iglesias llenas de joyas de lienzos millonarios, en tallas que jamás tendrán precio, en fortunas que jamás serán de nadie. Un interesante escrito amiga. Un beso.

María dijo...

Yo, mi querida MARU, soy creyente aunque cada vez me sienta más y más alejada de esta jerarquía eclesiástica que parece más preocupada de organizar macro celebraciones para regocijo de unos jóvenes que no nos engañemos, salvo honrosas excepciones han ido a Madrid, como quien va a una excursión en la que durante una semana se lo han pasado en grande aunque achicharrados libre como pájaros saltando, jugando y canturreando por las calles... lo respeto, naturalmente que sí, me molesta los provocadores y alborotadores gratuitos que se les enfrentan... pero no comulgo con eso.

Toda esa gente, todo el cuantiosísimo coste de estas macrofiestas para dar incienso a alguien que con todos mis respetos no es más que un hombre como todos los demás, son algo muy difícil de entender mientras ese niño tuyo no tiene que llevarse a la boca un pedazo de nada y ese hombre de pelo blanco que habla despacito, calza zapatos de Prada y lujosos ropajes hablando de amor y solidaridad con los más desfavorecidos... lo siento, pero a mi no me cuadra nada: yo creo que mi Cristo, o mi dios, se llame como se llame y le quiera llamar cada uno, iría en sandalias, vaqueros y estaría siempre entre los suyos... los más miserables de la tierra no entre fastos, oropeles y grandes mandatarios rodilla en tierra...estoy segura que sería así... no podría creer que el que está por encima de todos y de todo, en su infinito amor, le vayan estos fastos... me es imposible, lo siento.

Bueno, siento haberme puesto tan seria MARU, pero ya sabes que a mi en tu casa y a la gente que quiero siempre le digo de verdad lo que pienso. espero que estés pasando un verano maravilloso, yo... he dejado el blog un poquito en estand by mientras llega septiembre y exprimo lo que queda de verano.

Todo mi cariño y un millón de besos cielo mío...la distancia y el silencio nunca es olvido bonita.

Muaaaaaaakss a miles para ti, mi querida MARU.

En unos días... pongo en marcha mi casa... a ver si la aireo un poco y nos tomamos pronto allí o donde tú quieras un cafecito ¿OK?

María dijo...

jajaja ha salido doble... como ves... yo... ¡¡sieempre igual!! bueno... pues así te queda cielo... todo mi cariño al cuadrado:-)

Alejandro Kreiner dijo...

No entiendo las aclamaciones que le hacen los fieles al Papa como tampoco entiendo las aclamaciones que les hacen algunas personas a los futbolistas, pero bueno... hay gente para todo.

Saludos.

Chus dijo...

Javier: Bieeeeen!!!. Alto y claro. Aplausos. Un abrazo

MARU dijo...

Queridos amigos.
Normalmente suelo contestar a uno por uno cuando me dejan sus comentarios en el blog.

En este caso, salvo agradecerles y animarles a que sientan la libertad de exponer su opinión, no lo he hecho.

Lo que yo pienso, es lo que he contado en mi cuento.
Pero claro, nadie está en posesión de la verdad. Lo verdaderamente enriquecedor en éstos casos es precisamente éso.
LEER y SABER qué piensan los demás sobre el tema- Contestarles uno por uno sería repetir lo mismo una y otra vez.
Así que creo que vuestras opiniones son lo suficientemente ricas para dejar así y que todos podamos pensar, después de leer las distintas formas de ver un tema.
Gracias a todos, SIEMPRE.
Un besto

Tesa dijo...

No sé si has leído en mi Almacén la entrada sobre la visita del Papa, es un carta probable de un niño que sí murió de hambre mientras se preparaban los festejos de Madrid.

No quiero comentar más, pues no me gustaría faltar el respeto a ningún creyente.

Un beso, Maru