Datos personales

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

CAMERÚN - Otra "tradición" - PLANCHADO DE SENOS


Camerun: Planchado de senos por raulespert

Una de cada cuatro menores del país africano sufre el ‘planchado’ de los senos para disimular la pubertad y evitar violaciones y embarazos
Piedras calientes sobre los senos que comienzan a apuntar. A veces palos de majar el cereal, a veces otros objetos planos, pero siempre ardiendo. Es el planchado de pechos que sufre una de cada cuatro niñas en Camerún. Las madres u otras mujeres de la familia son las encargadas de practicarlo con la creencia de que retrasa el crecimiento del pecho de sus hijas y, por tanto, las aleja de las relaciones sexuales, consentidas o no, las protege de las miradas libidinosas de los hombres y evita tal vez embarazos no deseados.

Hay que apretar fuerte sobre esos pequeños senos que comienzan a desarrollarse. Arriba y abajo, como se plancharía una prenda. Pero es un cuerpecito infantil el que soporta el dolor de estos embates que dañan los tejidos, causan heridas, abscesos, infecciones y, eventualmente, podrían predisponen al cáncer. Día tras día, hasta obtener el resultado deseado. A veces, el medio elegido es el vendaje con telas calientes. Suelen ser varios meses de tortura. Se trata de una tradición antigua en algunas zonas de África del Oeste y más conocida en el caso de Camerún, país que roza los 20 millones de habitantes.

Esta forma de "mutilación femenina", como la califica la agencia oficial de cooperación alemana GTZ, que ha tenido un papel pionero en revelar esta práctica y luchar contra ella, la sufre al menos el 24% de las mujeres en Camerún, según este organismo. A mayor precocidad, mayor riesgo. "Cuanto antes empiece a desarrollarse el pecho, más posibilidades de sufrir esta forma de mutilación. La mitad de las niñas cuyo pecho comienza a desarrollarse antes de los nueve años sufren el planchado", afirmaba un trabajo de GTZ de 2007.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, en un informe sobre los derechos humanos en este país de África en 2010, se hace eco del problema en parecidos términos y añade que esta práctica "provoca quemaduras, deformidades y problemas psicológicos".

La agencia germana realizó en 2006 una amplia investigación con encuestas a 5.700 mujeres de 10 a 82 años, que reveló también que la mitad de las niñas cuyo pecho comenzó a crecer antes de los nueve años padecen esta práctica, más frecuente en las ciudades que en el campo. El 53% de las chicas de Duala, la mayor urbe del país, la han sufrido, según el estudio.

A menduo, el doloroso planchado no logra su objetivo protector: muchas chicas se quedan embarazadas, lo que inmediatamente las aparta de la escuela. Se casan o se convierten en madres solteras. Algunas pueden intentar un aborto clandestino (solo está permitido en caso de violación o si peligra la salud de la madre). En Camerún, tres de cada diez mujeres están embarazadas o ya han tenido al menos un hijo al cumplir los 20 años, según GTZ, y solo el 26% de las casadas utilizan métodos anticonceptivos.

La edad para contraer matrimonio está fijada en 15 años para las mujeres, pero según el informe estadounidense, muchas familias casan a las niñas a los 12. Este trabajo también señala el aumento de las violaciones, cuyas víctimas tienen una edad media de 15 años.

Además de los embarazos tempranos, el sida es también una amenaza en Camerún. La incidencia es alta. De cada 1.000 personas entre 15 y 49 años, 53 son seropositivas, según la Organización Mundial de la Salud. La esperanza de vida en este país con un 40% de animistas, otro tanto de cristianos y un 20% de musulmanes, es de 51 años.

Algunos expertos creen que tras la práctica del planchado está el tabú de hablar de sexo con los hijos y que es por ahí por donde podría venir parte de la solución. Precisamente esa es una de las vías que se han puesto en marcha para intentar atajar esta costumbre. Las "tías" (tantines, en el cariñoso diminutivo francés) de las pequeñas son las encargadas. No son de la familia, sino que se trata de adolescentes que han sido madres sin desearlo entre los 12 y los 18 años (algo que se estima que les ocurre al 21% de las chicas).

Encuadradas en más de 250 asociaciones bajo la organización paraguas Renata, unas 15.000 jóvenes han recibido formación para educar a los adolescentes en salud reproductiva y sexual, incluida la prevención del sida. Con el apoyo de la cooperación alemana, las tantines han puesto en marcha en los medios de comunicación la campaña Digamos no al planchado de senos.

En su web (www.tantines.org), las activistas explican con claridad las causas que subyacen tras la sórdida práctica del planchado. "La gente cree que los senos van a atraer a los hombres, que los senos van a empujar a las niñas a tener relaciones sexuales precoces que pueden dejarlas embarazadas, que las niñas pueden crecer normalmente y continuar sus estudios después del planchado, que las niñas no tendrán vergüenza por tener ya pechos", explican.

También abordan las consecuencias de una práctica "que causa mucho dolor y puede destruir los senos completamente", causar un fuerte trauma y provocar problemas fisiológicos.

De pueblo en pueblo, de barrio en barrio, predican contra una práctica que abrasa la pubertad femenina y cuyo secreto se rompe poco a poco.

(Periódico El País)



Después del tema de la ABLACIÓN DEL CLÍTORIS, me encuentro hoy con esta " TRADICIÓN" que desconocía.
EL PLANCHADO DE LOS SENOS…
No puedo con tanto espanto.
Porqué se ha de mutilar a la mujer SIEMPRE, por el hecho de ser mujer. De tener un cuerpo dotado para procrear. Tal vez ésa sea la cuestión; se le mutila para que deje de ser un cuerpo con sus formas y atributos; con las sensaciones y percepciones propias.
¿Es que el machismo tan absurdo y criminal que domina a los que adoptan ésas prácticas mutilantes, acaba anulando toda clase de función como ser humano, incluso la de pensar y razonar?

¿Siempre es la mujer "la culpable!" de cualquier situación en que el hombre deja de ser ser racional y pasa a comportarse como un animal regido por impulsos irrefrenables?

¿No sería mas fácil educarlos, a ellos, a los hombres, en el respeto y conocimiento?
No, claro; entonces dejarían de ser machistas. (hombres y mujeres)

Y qué les llevará a pensar y ser así...¿El miedo a la igualdad, a perder el "poder"?
Seguimos en la prehistoria...

20 comentarios:

Manuel dijo...

No conocía esta práctica infame, y desde luego el respeto a las tradiciones no debería llegar tan lejos.
Si me permites, diría que a algunos habría que plancharles otras cosas para que supieran de que va el tema.
Un beso

Esperanza dijo...

Muy buena reflexión Maruja.
Realmente fuerte este tema y lo que es doloroso de verdad es que seguirán con sus "tradiciones" porque el mundo llamado civilizado tiene otras preocupaciones mas cercanas en qué ocuparse.
Y como tú dices, siempre es la mujer la que sufre en sus carnes toda esta crueldad.
Un besote.

Chus dijo...

No había oído hablar de esta practica. Me parece tremendamente humillante, y como bien dices q sea siempre la mujer quien tiene q pagar el pato. Pobrecitas niñas.
Haces bien en denunciar estos temas.
Besos

Atalanta dijo...

Es tremendo, adonde puede llegar una tradición, pero por todos los dioses, son tantas tradiciones y a cual mas mala.

En Mauritania, la tradición es el Gabast; consiste en el engorde de las niñas, pues cuanto mas gordas, mas bellas y la boda será mejor, pero ahí no queda la agresión, la madre le pone unos palos en los deditos de los pies, a la negación de la niña a comer, la madre aprieta los palitos y estos le hacen un gran daño a la cría, la cual vuelve a comer, para que cese el dolor.

Nunca llegare a comprender, el porqué de tantas agresiones a las mujeres, en cualquier religión, cultura, etc.

Besos solidarios

Any dijo...

Tampoco conocía esta práctica, me ha dejado espantada. Esto no puede considerarse una tradición a esta altura de las circunstancias, es una práctica ignorante y sanguinaria. Todos deberíamos ocuparnos y preocuparnos de que no siga sucediendo.

Un beso

Matices dijo...

No conocía esto, me he quedado sin palabras... No llego a entenderlo.

Besos

javier dijo...

el refinamiento es cada día más bárbaro. Deben educarse a los hombres, si, tambien lo comparto. Todo es problema de educación. El machismo brota en la ignorancia y la carencia de respeto hacia las mujeres. Y en determinadas culturas flaco favor hacen las mujeres a su hijas con mutilaciones aberrantes o martirios que ellas mismas sufrieron a su edad. La sulución: dar publicidad a estas cosas, y que nos involucremos en este tema todos. No es un asunto interno, es un asunto de la raza humana. decir a sus gobiernos que NO HAY UN EURO hasta que no se vea un progreso en la eliminacón de las causas y los efectos de este martirio hacia las mujeres

María dijo...

Mi querida MARU, yo copio lo que has escrito ¡¡tal cual!!

"...No puedo con tanto espanto.
Porqué se ha de mutilar a la mujer SIEMPRE, por el hecho de ser mujer. De tener un cuerpo dotado para procrear..."

Lo malo de todo esto, no es ya que se denuncie, que se intente educar en le respeto, que se vea que la mujer es un ser desde que nace digno, de ser tenido como tal, sin humillación alguna... lo terrible, es que la educación, tarda en hacer efecto, las mentalidades tardan en cambiar y mientras... a alguna niña se la sigue haciendo pasar por estas bestialidades...¡¡sólo pensar en ello, duele el alma, Dios!!

Gracias por denunciarlo MARU, ojalá llegue la cordura a este mundo algún día, para que se deje de producir tantísimo sufrimiento como se produce absurdamente.


Un besito pero muuuy grande cielo... a veces, llamarnos ser humanos nos queda demasiado grande...¡¡el humanos!! sobra.

Pepe dijo...

Un botón de muestra más y van.... ¡demasiados!, de la barbarie con que es tratada la mujer en todas partes. Aquí no nos libramos porque el maltrato está aquí, a nuestro alrededor.Es cuestión de educación desde la cuna. En esas sociedades, esta necesidad de educación es más acuciante para desterrar prácticas tan aberrantes como esta.
Un abrazo.

Márcio Luiz Soares dijo...

A barbaridade extrema dessa prática é um atentando que não tem perdão! Não é possível aceitar essa atrocidade que faz parte da tradição de alguns povos e que, infelizmente, vai levar tempo pra acabar. Lamentável isso continuar acontecendo em pleno século 21!
Valeu, Maruja.
Beijo

Celia dijo...

Hola Maru.
He visto en la tele, estos días, el tema que nos traes hoy. Es tristísimo.
Precisamente en la revista "Mujer de hoy", de esta semana, también nos hablan de la maldición de ser "albino" en África.
Ya ves; vivimos en un Mundo lleno de errores y abusos.
Voy a enlazar tu nuevo blog al mío, ya que estuve ausente durante el verano, y no he tenido ocasión de hacerlo.
Te envío un fuerte abrazo.

Ricardo Musso dijo...

Hola MARU, buenos días de domingo.

¿Qué puedo decir?
La psicología occidental no tiene respuestas (que yo conozca) para explicar las conductas practicadas en otras culturas por razones de tradición o creencias religiosas, sin decir “burradas”.
Los artículos que soles publicar en este aspecto son interesantes e importantes para conocer esas prácticas, primitivas, aberrantes y atroces a nuestros ojos, pero a la vez tan primitivas, aberrantes y atroces como son muchas propias de nuestra cultura para ellos.
Realmente conmovedora tu publicación

Un beso grande.
Rik

Conde dijo...

cuando tenía quice años salí unas cuantas veces con una chica del Instituto que se llamaba Maru. Era muy simpática e inteligente. hace poco me enteré que ya es abogada y que trabaja en un bufet.

Susana Inés Nicolini dijo...

Por favor, ya era bastante con todas las conocidas, ahora se agrega ésta, al menos en mi conocimiento. Haces muy bien en denunciar éstas cosas. como ser humano, no tengo palabras.
Bravo por vos!!!
Un abrazo desde Ciudad de Buenos Aires


PD: te sigo

Simplementeyo dijo...

Ufff se me ponen los pelos de punta, que horror, de verdad que las mujeres en muchas partes del mundo han nacido solo para sufrir. No entiendo como conociendo el tema no se prohibe o se hace algo para que esto no pase.

Besitos y sonrisas aunque me cuesta :-)

Steki dijo...

Qué horror, Maru. No puedo leer esta nota. Perdona. No me lo puedo ni imaginar. Dame tiempo. Besitos.

Tesa dijo...

Qué horror, lo peor es que las misma mujeres que han sufrido esas mutilaciones sean las que se las impongan a su hijas por ignorancia y creencias aberrantes.

Conozco los dos temas, la declaración sobre la ablación pertenece a una película que cuenta la vida de una modelo que ahora no recuerdo su nombre. Es muy dura, pero la deberían de poner en los colegios.

También tiene que ver con el machismo, en nuestro país tan civilizado y católico ya han asesinado a 48 mujeres sólo por ser mujeres...

Lástima que estos "amantes maridos o novios" no se suicidan antes, porque siempre lo intentan después pero nunca se matan.

Uf, es que no puedo, porque si estas prácticas se hicieran contra los hombres ya se habría solucionado.

Un beso grandote, Maru

CAS dijo...

TREMENDO!!! INFAME SI!!!! es algo inconcebible que desconocía totalmente. Más allá del respeto por las tradiciones, hay dolores que no podemos concebir que se inflijan a unas pobres criaturas.
Qué mundo complejo el que vivimos!
Tu difusión ayuda a saber más y ayudar en la denuncia de estas practicas que parecen inconcebibles.

Un fuerte abrazo.

MARU dijo...

Queridos amigos. Gracias por vuestros comentarios. Creo que nunca dejaremos de asombrarnos ante tanta crueldad. Espero que alguna vez los humanos seamos dignos de merecer ese calificativo.
No dejemos de luchar para que así sea.
Un besito

Carol dijo...

Es terrible, querida Maru. Cuando vi esta noticia en televisión que quedé de piedra, es incomprensible lo que tienen que sufrir estas niñas para no llamar la atención de hombres que no respetan ni a la infancia ni a nada.

¡Qué mundo, Maru! Y que sean las mujeres las que la lleven a cabo...

Hay que hacer algo para erradicar estas costumbres, tenía que haber una ley universal que prohibiera hacer el mínimo daño a un niño o niña, e incluso a animales indefensos. Pero este mundo machista no tiene arreglo, me temo.

Un beso enorme amiga.