Datos personales

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

martes, 17 de mayo de 2011

LOS RELATOS DE LOS JUEVES: Esta semana: HAY VIDA DESPUÉS DE... (parte I)




(Parte II, más abajo...)


17 de Febrero - El País.es

Facebook perderá en 2011 alrededor de 1,7 millones de usuarios por fallecimiento, de los más de 600 millones que tiene en todo el mundo. Es un dato estimado de la consultoría americana Entrusted.
Para elaborar tan tétrico cálculo han comparado el crecimiento de usuarios de la red social con los ratios de muertes del Centro de Control de Enfermedades de distintos países. Y solo en EE UU habrá, previsiblemente, 480.000 defunciones.
Estas, al igual que les ocurrirá a los internautas conectados a redes sociales que mueran de forma repentina, plantean un problema añadido: qué hacer con su vida en Internet. Hay dos opciones para los familiares: el borrado total de sus datos u organizar un homenaje in memoriam.

Cuando alguien fallece, “Borrar su rastro virtual puede ser una ardua tarea". Fallecer en Internet no es fácil y exige, además, una decisión importante por parte de la familia, como explica la portavoz de Facebook: "Las opciones son: eliminar todo el material -perfil, fotos o vídeos del pariente desaparecido- o crear un homenaje posmortem para aquellos que quieran que el recuerdo persista".

Facebook cuenta con un formulario en caso de fallecimiento, pero no siempre ha sido así. En el año 2009 saltó a los medios de comunicación la noticia de que una mujer americana, Stephanie Bemister, que denunciaba a la plataforma de Internet por no retirar el perfil de su hermano, William Bemister, director de documentales y periodista. El caso llegó a los tribunales y el perfil fue retirado, dejando al descubierto las lagunas de esta red social en cuestión de privacidad.

Desde entonces ofrece una página en la que los familiares del fallecido pueden solicitar directamente el retiro de su perfil; aunque la compañía sostiene que por política de empresa prefieren dejar activos, por un tiempo, a manera de homenaje, para que solo los amigos aceptados en vida puedan escribir mensajes en el muro.
En el formulario exigen el nombre completo del fallecido, el correo electrónico usado en la cuenta, un documento que demuestre el deceso y la relación parental con el afectado.

Miguel Juan Cobacho, abogado y miembro de la web salirdeinternet.com, argumenta que Facebook, aunque sea una empresa americana, se rige por la legislación española. El borrado de datos de personas fallecidas en España puede realizarse a petición de los parientes y del Ministerio Fiscal: "Hay que cumplir unos requisitos para lograr la eliminación completa de alguien muerto.
La ley de Servicios de la Sociedad de la Información responsabiliza al titular de la web de la desaparición de contenidos si la información referente a la persona es lesiva o ilícita". Y para evitar problemas, solo se permite procesar este tipo de solicitud a un familiar directo. Este es un requisito fundamental en las tres redes sociales mayoritarias en España: Tuenti, Twitter y Facebook.

-Francamente no me lo había planteado nunca, pero me ha parecido interesante, así que he decidido compartirlo.



24 comentarios:

María dijo...

Francamente mi querida MARU,

si no me importa nada lo que hagan en vida con lo que cuelgo, mucho menos después de muerta, ahora bien, comprendo que hay personas muy celosas de sus intimidad a las que no les agrada que la información sobre sus parientes circule flotando por las redes de manera aleatoria, en ese caso perfecto que exista un procedimiento para hacerla desaparecer...


Oye ¡¡meeencanta la plantación de perejil de tu foto!! jajaja


Un beso mi cielo y tú descuida, que ya nos dedicaremos Pepe y yo a borrar cualquier rastro que quede de ti, si no quieres que las generaciones futuras disfruten de tus letras :-)


Muaaaaaaaaaaaaaaaakss, bonita y feliz día MARU.

MARU dijo...

Maria, a mí, personalmente, también me importa un pito; de ahí el cambio de mi blog con mi nombre... Pero la verdad es que nunca se me hubiera ocurrido. ¿Habrá que dejarlo en el testamento de últimas voluntades? "que borren todo mi vestigio en internet?
Su señoria tiene la palabra...
Besitos

CAS dijo...

Un planteamiento original. Y si... a mi tampoco muerta por muerta qué importa? pero bien, tal vez sea mejor que alguien cierre el círculo, pues algunos comentarista podrían ofenderse y mucho si nos contestas los comentarios, jajaj

besotes y larga vida en la red para todos!!!

Verónica Marsá dijo...

Pues si todo queda en la red, será mejor que dejemos una huella bien cañera!!!!

Besito.

Carol dijo...

Pues...creo que me alegraría que algo mío perdurara porque...bueno, es solo un poco de vanidad de una persona humilde :-).

Un besito Maru. Como siempre me encantó tu post.

MARU dijo...

Verónica!!!!!!!! por eso he dejado de ser la iaia, para ser Maru... para poder ser cañera y verdadera!!!!!!!
Besitos TEMPLÁ

MARU dijo...

Carol, cariño, creo que es algo muy humano, no hay que disculparse. Todos queremos perpetuarnos... Gracias, bonica. tu siempre tan generosa.
Besitos

MARU dijo...

Cassss, (estoy anárquica en el orden...)Lo que pase después que yo esté muerta... pero bueno, para gustos colores... que hay quien es muy suya...
Besitos princesa de los mares del sur.

Medea dijo...

Buenos días princesa, me despierto en la Albufera, conversando...
Me importa un cuerno lo que pase con mi rastro en internet cuando yo no esté, pero si presiento mi definitiva ausencia me despediré, así si sigo rodando por la red nadie se sentirá ofendido si no le contesto. ¿Te imaginas que después de eso un día contestara??? Eso si seria cañero jajaja.
Un beso grande y un abrazo “apretao” querida y dulce amiga.(Escribo...luego existo.)

Pepe dijo...

¿Sabes Maru?, sufro en mis carnes esa situación que planteas pues mi hijo estaba en hotmail y sus correos privados siguen estando ahí, a disposición de cualquier hacker sin que, de momento, vea la forma de eliminarlos. Un interesante enfoque el tuyo para esta convocatoria.
Un abrazo.

Ricardo Musso dijo...

Querida amiga MARU.

Interesante publicación, gracias por compartirla.

Si bien esas empresas brindan para los usuarios comunes un servicio gratuito, y nadie nos obliga a utilizarlas, lo que en ellas publicamos (escritos, fotos, música, videos, etc.) son de nuestra pertenencia. Por ende, forman parte del patrimonio que dejaremos cuando pasemos a “tocar la lira”.
Generalmente (por lo menos yo) no nos detenemos a leer el contrato que nos obligan a reconocer para su uso, y damos “aceptar” si miramientos.
No estaría de más revisarlos y ver si tienen alguna cláusula que contemple el caso de fallecimiento del usuario, o que nuestros allegados sigan de cerca si esas alternativas que se ofrecen en la actualidad se cumplen o no.
Digo esto porque, de no cumplirse “en tiempo y forma” la eliminación de aquellos datos, podría llegar a convertirse en la alternativa de ganarse una demanda económica por parte de nuestros deudos. Que por supuesto estarán felices y contentos del legado de una pequeña fortuna que no tenían pensado heredar.

Después de todo, esas compañías nos han facilitado lindas experiencias si abonar un penique por ello, pero sin nuestra participación, no hubiesen amasado semejantes fortunas, ¿no?.

El mundo de La Justicia es casi tan apasionante como el del Ciberespacio….jajaja!

Un beso grande.
Rik

Ana Tapadas dijo...

Maru,
levantas sempre questões muito interessantes.
Pessoalmente não me inquieta o meu rasto, mas já vi partir amigos que aqui deixaram marcas para sempre e isso de algum modo perturba-me. Difícil de dizer o que está mais certo, porém creio que essas marcas devam ficar. São traços de memória e de saudade. Tenho uma colega de quem um sobrinho adolescente se suicidou este ano e ela diz que não foi possível eliminar o facebook. Sofrem quando obsessivamente abrem a página e os comentários continuam...
Contradições da nossa condição efémera.
Beijo

Carmen Andújar dijo...

Muy interesante este dato. Tienen fuerza las redes sociales, que hasta después de uno muerto siguen vivas; aunque se pueda quitar tu perfil; pero ¿y sinó es así?
Un abrazo

Chus dijo...

Hola Maru.

No se me había ocurrido nunca pensar en ello, pero me ha parecido super interesante el contenido.

Después de muerta, pues me da igual un poco lo que hagan con mi perfil de facebook o con el blog. Que sean mis familiares quienes lo decidan.

Un beso preciosa

Matices dijo...

Lo primero perdona el borrón, dejo de nuevo mi comentario.
Algunas de estas compañías, ni aún no habiendo fallecido solicitas que tu perfil sea borrado y lo hacen, pasas a no ser visible, pero tus datos prevalecen en otra base datos interna. ¿En base a qué?, no se sabe o sí, es información para vender, datos estadísticos, etc, etc...
A mi realmente me da igual, pero con un simple nº de DNI, pueden llegar a todo, no se nos olvide que toda la información nuestra ya está en la red, Seguridad Social, Hacienda, INEM... solo nos falta informarle de nuestro fallecimiento...

Interesante tema y que poco me gusta estar controlada hasta "pa morirme"...

Besos

Neogeminis dijo...

Maru, el tema que planteas es algo queme ha venido a la cabeza muchas veces. Siempre pensé que un blog -en mi caso no tengo cuenta en ninguna de las principales redes sociales- podría transformarse en una actualizada manera de trascender más allá de lo acotado de la vida. No me espanta la idea de que lo que uno haya escrito a lo largo de su vida bloguera sobreviva a nuestra misma existencia!...creo que sería, en definitiva, un derecho propio el que se conserven las reflexiones o creaciones virtuales con las que se nos recuerden. Distinto tal vez sean facebook y demás, donde la persona sigue estando "exhibido" en una ventana pública que pierde el sentido -y afecta la intimidad-luego de fallecer.
Me quedo pensando...

un abrazo!
P.d
excelente la imagen del teclado brotado! ajjaajajaja

San dijo...

Maru no habia pensado en nada de esto, está muy bien compartir esta información. Tema para detenerse a pensar, aunque despues de muerto !qué más da! aunque claro la familia igual no piensa igual, ummmm para plantear, en casa los chicos si que bucean en redes sociales.
!qué bien que estés aquí!.
Un besote.

Manuel dijo...

casi nadie lee las condiciones de contratacion deBlogger, FB, Hotmail etc., en ellas claramente se especifica laperdida de derechos sobre lo publicado, lógico si tenemos en cuenta que estoo que estoy escribiendo, por ejemplo, se almacena primero en SUS bases de datos y no en mi equipo, para poder estar disponible. por tanto es algo que yo "doy" para que este disponible. Ese es un concepto que siempre debemos tener en cuenta ante cualquier cosa "on line", si tú no lo tienes es que lo tiene otro.
Si mañana cerrara Blogger, nadie podría reclamar.
A veces esa presencia mas allá de la vida real puede ser una forma de recordar muy reconfortante.
Un beso, Maru

Juan Carlos dijo...

La verdad es que me leí el contrato de blogger pero no me fijé en ese aspecto. Supongo que esa privacidad de datos y ese control sobre lo que se publica en internet puede ser muy importante en algunos casos, pero en lo personal, creo que no soy tan importante ni tengo nada tan trascendente.
Un beso.

alfredo dijo...

Todo eso me lleva a plantearme varias preguntas y alguna respuesta.

¿Existirá Blogger, después de cada uno de nosotros?
Rotundamente ¡SI! porque ha nacido de nosotros, ha crecido con nosotros, pero al contrario que los jóvenes de hoy se ha independizado en un espacio que puede resfriarse pero no desaparecer.

¿Existirá Blogger después de todos nosotros?
¡También! desubicado, perdido, pero existirá en algún rincón del ciberespacio.

¿Existiremos nosotros, después de Blogger?
Rotundamente ¡No! porque nuestra parte bloguera desaparecerá con él. Habrán otros, pero no serán Blogger.

Bueno Maruja, todo esto me pasa por leerte.

Besos

teresa dijo...

Es algo en lo que nunca habia pensado. Cuando no esté no sabré lo que hagan con mis pertenencias, ademas si no me gusta lo que hacen, tampoco voy a poder reclamar.
Me ha llenado de curiosidad tu entrada querida amiga.
PD. Perdona no haberte visitado antes pero me ha sido imposible.
Estaremos en contacto.
Un fuerte abrazo.

teresa dijo...

Luna, a veces mi prudencia me hace parecer tonta. Cuando vi tu foto pensé, ¡es Luna! pero como vi el nombre de Maru me retuve y no te comenté nada.
No sabes lo que me he alegrado ver que Maru es mi querida amiga Luna que está con nosotros.
Un beso grandisimo para ti y con mucho cariño.

Recomenzar dijo...

Cuando me vaya que me tiren al cielo.. y las flores de mi vida se conviertan en vuelo...
la mañana no tendrá noche ..los dias serán... jajaja! divagando y mientras te leo no me importa ahora que estoy viva .
Escribo en FB poco pero escribo.Mi blog es mas importante
es mi sicólogo
.me gusta verte de cara enterita y riendo gracias por compartirnos y besos

impersonem dijo...

Bueno, es lo que hay, y cada cual decida...

Besos.