Datos personales

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

domingo, 31 de julio de 2011

lOS JUEVES LITERARIOS - esta semana, ..."LA BANALIDAD DEL MAL..




¡Señor, sí Señor... a sus órdenes Señor...!
Siempre que oigo esa frase pienso que estoy viendo una película dónde de alguna forma, está presente el ejército. El primer uniforme que me viene a la mente es el de los Marines, pero dá igual, todos los ejércitos funcionan igual. - Obediencia ciega.-
Un entrenamiento especial para obedecer al oír una orden, de forma inmediata.
No hay tiempo para cuestionarse nada. A la voz de mando- obediencia.

Dicen que es una cuestión de supervivencia. En una situación de peligro, es posible salvar muchas vidas de forma inmediata, sin titubeos.
Bueno, no entro en ese análisis. Lo que si es verdad es que a la voz de mando, también se pueden aniquilar muchas vidas; sin pestañear.
Pero el ejército no es el único medio en que no se permiten cuestionar las cosas, no.

Desde los púlpitos, en muchas religiones, también se pueden manipular las voluntades de la gente. Obediencia, no pensar, no cuestionarse..., dogmas. Lo que no se entiende con la razón, se acepta porque otros saben más que nosotros...

Incluso poner bombas e inmolarse en ese acto "de fé", con la promesa de un lugar privilegiado por la eternidad, en no sé dónde.

Los políticos también han sido grandes abducidores de voluntades. Si no fuera así, no entiendo como Hitler y una buena lista de dictadores sanguinarios más, encontraron tantos acólitos.

La "sociedad", ese ente abstracto que nos rodea, también puede servir para "conducir" nuestra voluntad.
Seguramente,  amparados en el anonimato, en la colectividad, en la costumbre, en la tradición, en la cultura, en la reiteración de lo mismo,  una y otra vez, se adormecen nuestros sentimientos, nuestra sensibilidad, nuestras convicciones personales...
Somos capaces de ver en los medios informativos cómo millones de personas padecen hambre, enfermedades y toda clase de calamidades en muchos países.
Cómo se violan y se vulneran constantemente todas las leyes y derechos que nosotros mismos nos hemos dado.
Cómo la corrupción se adueña de todos los estamentos. Judiciales, políticos, religiosos, sociales...
Cómo nada nos sorprende... Al fin y al cabo...¿qué podemos hacer nosotros? Es culpa de la sociedad...ES LA BANALIDAD DEL MAL particular de cada uno.

SI QUERÉIS VER MÁS HISTORIAS Y CONSIDERACIONES SOBRE EL TEMA, LO PODÉIS HACER EN CASA DE  JUAN CARLOS.
http://jwancarlos.blogspot.com/






20 comentarios:

Manuel dijo...

Hola Maru tempranera, pues si, esta sociedad nos acostumbre bien pronto a que todo parece igual, deberíamos empezar por nuestro entorno mas cercano, casa, trabajo, circulo de amistades, etc... para asi poder ampliar el círculo. Gracias a Dios, en parte de lo que comentas, los conceptos de obediencia debida y acatamientos de dogmas estan cambiando, pero claro, para lograr realmente esos cambios las normas y reglas socio-politicas deben ser claras y firmes, lo cual tambien es un bien escaso ultimamente, ¿verdad?
Un beso

San dijo...

Dostrinas diversas y adoctrinados muchos, desde el yo más cercano, desde que leí la propuesta mil ideas me rondan, pero todo esto me parece peliagudo ¿por donde empezar? de lo cercano y cotidiano a lo supremo.
Divago lo se, voy a ver si me centro.
Buen comienzo juevero Maru.
Un abrazo viajera.

María dijo...

Antes de ponerme seria, mi querida MARU... espero que esés disfrutando muchísimo en esa preciosa Jávea ¿sabes que durante 3 años veraneé con mi familia mis padres :-) en Gandía?... por cierto que allí viven unas primas mías muy queridas... desde allí íbamos mucho a Denia y también a tu Jávea... bueno... recorríamos valencia de cabo a rabo:-) ¡¡mira que es bonita tu Valencia!! y eso que hace un montón que no he vuelto...

En fin, casi me da vergüenza aprovechar la coyuntura de tu entrada para felicitarte y desearte un verano maravilloso... con el tema que traes :-(((

Porque sí... demasiados púlpitos desde los que se nos dice lo que debemos y no debemos hacer, cuando, cómo y a que hora... dispara aquí, en nombre de... ( QUIEN SEA) ...¿para qué preguntar? se dispara y listo... una bala no pregunta el que la dispara debería pero tampoco... por eso mueren tantísmos inocentes... a los que nadie preguntó y decidió que era hora de morir por ellos.

Demasiadas voces interesadas en manipular la información para manejarnos como a borreguillos, convenciéndonos de que lo malo, es regular y lo horrible... sólo malo. Inmunes al dolor y sufrimiento ajeno cambiamos de canal porque xD... ¿qué desagradable? niños que se mueren de hambre, mujeres que mueren masacradas, pueblos que se hunden... ¡¡qué molesto!! mejor a poner el programa amarillento de turno a escuchar las miserias de cualquier famosillo... mucho más interesante... vamos que esta sociedad de la que nos guste o no formamos parte... da más bien ... más pena que otra cosa.


Bueeeeeeeeeno... vale, es una vergüenza MARU, pero ... en mi infinito egoísmo estoy feliz porque aunque esta sociedad esté como está yo...

¡¡Por fin!! ¡¡estoooooooooy de vacacioneeeeeeeeeeeeeeeess!! jajaja
Hasta mediados no me voy... así que... nos veremos... si tus ocupaciones familiares y festivas te lo permiten... a veces la única manera de ayudar es sonreír ayudar y arrimar el hombro en lo que se pueda, pero no por ellos dejar de sonreír... yo a eso... no pienso renunciar nunca. ..por mucho que algunos se empeñen en intentar borrar nos la de la cara, lo único que jamás se gasta, es gratis y hace que tengas y des alegría...¡¡una sonrisa!! pues eso mi MARU bonita que... ¡¡tú tampoco dejes de sonreir!! segurísimo que hasta cuando lloras sonríes :-)


Mil besos preciosa, todo mi cariño para ti y toda esa montonera de preciosidades pequeñitas que se derriten con su abu:-)

Muaaaaaaaaaaaaaaaksss a montones ¡¡FELIZ VERANO MARU!! tú sociedad y mi sociedad que se espere un rato... que volvemos pronto:-)

Neogeminis dijo...

Somos todos culpables cuando algo grave ocurre en nuestras sociedades y no cabe hacer la vista gorda como si nada pudiésemos hacer para evitarlo. Así es como se empieza. Primero se mira para otro lado y se piensa que nunca nos va a tocar a nosotros, después vienen los arrepentimientos.

Un abrazo.

MARU dijo...

Natàlia Tàrraco dijo...
Amable y abnegado amigo Juan Carlos, ayyyy, tengo pegas con internet con el móvil !estas meigas!
Por favor, me es imposible desde hace semanas comentar a MARU, dejo aquí mi comentario a su "banalidad maligna", a ver si puede leerlo, gracias.

"Amaneces en domingo para el jueves, Maru adelantada. Espero que lo estés pasando de rechupete estos días.

Al tema: No añado nada a lo que dices y dicen los comapañeros y compañeras, estoy con todos y todas. Únicamente que ayer estuve viendo en la 2 el atroz documental sobre los crímenes de los soldadors USA en el Irak, los destapó wikileaks...indescriptibles masacres y abusos, me quedé con una frase de un márine: "!mira cuántos cerdos muertos!" decía riéndose, acababan de ametrallar un micro bus con ciudadanos. Otro añade: "Irak, os hemos traido la democracia, cabrones, viva USA".
Hace una semana de la matanza en Noruega...
¿Banalidad del mal? no lo veo así. Llegamos a tragar lo intragable y luego rutina, olvido.
Me he cabreado ¿sirve de algo?
Besitooos yodaditos y galegos, natalí"

Juan Carlos dijo...

Haces un buen repaso de como el mal ha ido tomando el mando. Los malos desplazan a los buenos, tienen más interés y falta de escrúpulos. Falta un despertar de la sociedad, que rechace esa maldad. Que llegue.
Besos.

Matices dijo...

Supongo que hay siempre que entonar el "mea culpa", el no poseer un cargo, no nos exime de nuestra colaboración en ello. Conformamos parte de una sociedad nos guste o no, sentarse y esperar a que las cosas vayan mejor no moverá el mundo.
Lo has dicho todo con tus palabras.

Besos

Carol dijo...

Querida Maru, creo que los fanatismos ya sean en la religión, la política o en las ideas personales no conducen más que a la violencia que desemboca normalmente en tragedia.

Una de las cualidades más apreciadas y que más deberíamos cultivar es la tolerancia para con el que es distinto y no pretender imponer los pensamientos de unos pocos a otros muchos.

Mientras tanto...

Muchos besos.

javier dijo...

no se puede ser partidario en temas en loa que personas ajenas mueren. Aplaudir o condenar, son actitudes que nos forman los expertos en fabricar " banalidades del mal" Nos hacen tomar partido por uno de los bandos.
Es la guerra la que hay que erradicar, no a determinado bando, eso nos posiciona injustamente
Defender la independencia mental es derribar a los fabricantes de " banaliaddes del mal "

Ricardo Miñana dijo...

Me alegra mucho saber que por aqui hay gente en Javea y Gandia, te dejo mis saludos Maru.
feliz semana.

Any dijo...

La banalidad del mal está en cada uno de nosotros, es cierto. Tantas cosas podríamos hacer y no hacemos nada, es mas cómodo, menos comprometido.
El tema de la obediencia debida todavía me da escalofríos, aqui fué la excusa para llevarse 30.000 vidas.

Algo pasó en el face, desapareciste! Te envié nuevamente la solicitud
un beso

Ricardo Musso dijo...

Querida MARU.

Casi que llego para el próximo Jueves Literario !!!, naaaaaaaaa!.
Ya pasé antes a leer tu entrada, y tengo la impresión que ya la publicaste alguna vez. O tal vez fuese otra muy similar.

En la anterior te dejé un comentario donde mencionaba los recuerdos que me traía ese “SÍ SEÑOR” como Obediencia Debida que produjo en mi país la Desaparición de 30.000 personas.
La Ley de Obediencia Debida fue promulgada durante la época de Menem (los 90) para dar término a los juicios a la Junta Militar que gobernó desde 1976 hasta 1983. Juicios que se habían iniciado con la entrada a la Democracia durante los 80 bajo el gobierno de Alfonsín.
Felizmente, para mí, esa ley se derogo a partir de 2004 bajo la actual Administración y los juicios continúan con aquellos que no pertenecieron a la cúpula que gobernó en la Dictadura pero que también fueron responsables del genocidio.

Todas las Instituciones verticalistas tienen esas características “uno da las ordenes, y el otro acata sin cuestionar”.
En el seno mismo de la Iglesia, bajo esa misma premisa, también se cometieron atrocidades durante la Santa Inquisición.
En la Conquista de América, de 100 millones de aborígenes que había en estas tierras, al final de la conquista quedaron 8 millones. Y eso se hizo en “nombre de Dios”

Me sucedió en aquella oportunidad, y me sucede en esta, que no me hace bien (mental y físicamente) recordar estas cosas. Por ello me resistía a volver a comentar.

Bien amiga, también vengo a dejarte un comentario de Steki que me pide te informe que no puede comentar en tu sitio. Ella cree que es por el tipo de plantilla de comentarios que seleccionaste. En el otro había elegido la que se te habría una ventana aparte. No sé si podrá ser o no.

Muy buena tu entrada, pero ya te digo, me trae recuerdos que me dañan.

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Creo que te dejé antes este comentario, pero no sé por qué no está.
Lo repito:

Querida MARU.

Casi que llego para el próximo Jueves Literario !!!, naaaaaaaaa!.
Ya pasé antes a leer tu entrada, y tengo la impresión que ya la publicaste alguna vez. O tal vez fuese otra muy similar.

En la anterior te dejé un comentario donde mencionaba los recuerdos que me traía ese “SÍ SEÑOR” como Obediencia Debida que produjo en mi país la Desaparición de 30.000 personas.
La Ley de Obediencia Debida fue promulgada durante la época de Menem (los 90) para dar término a los juicios a la Junta Militar que gobernó desde 1976 hasta 1983. Juicios que se habían iniciado con la entrada a la Democracia durante los 80 bajo el gobierno de Alfonsín.
Felizmente, para mí, esa ley se derogo a partir de 2004 bajo la actual Administración y los juicios continúan con aquellos que no pertenecieron a la cúpula que gobernó en la Dictadura pero que también fueron responsables del genocidio.

Todas las Instituciones verticalistas tienen esas características “uno da las ordenes, y el otro acata sin cuestionar”.
En el seno mismo de la Iglesia, bajo esa misma premisa, también se cometieron atrocidades durante la Santa Inquisición.
En la Conquista de América, de 100 millones de aborígenes que había en estas tierras, al final de la conquista quedaron 8 millones. Y eso se hizo en “nombre de Dios”

Me sucedió en aquella oportunidad, y me sucede en esta, que no me hace bien (mental y físicamente) recordar estas cosas. Por ello me resistía a volver a comentar.

Bien amiga, también vengo a dejarte un comentario de Steki que me pide te informe que no puede comentar en tu sitio. Ella cree que es por el tipo de plantilla de comentarios que seleccionaste. En el otro había elegido la que se te habría una ventana aparte. No sé si podrá ser o no.

Muy buena tu entrada, pero ya te digo, me trae recuerdos que me dañan.

Besos
Rik

Simplemente Mirella dijo...

Me gusta todo..desde el tema hasta los comentarios..recién me estoy acercando a este grupo y me encanta eso que hacen de componer historias sobre un tema..felicitaciones

Carmen Andújar dijo...

La verdad es que somos muy cómodos, es difícil cambiar la sociedad y pensamos que no somos nadie para cambiarla; pero a veces simples gestos hechos por muchos cambiarían bastantes cosa.
Lo del ejército tienes razón, no se puede cuestionar nada, aunque veas que es muy injusto, y aquí todo vale, pocas veces se les ha juzgado.
Están muy bien tus reflexiones.
Un abrazo

Susurros de Tinta dijo...

Ahí es donde la formación, la cultura, el libre pensamiento y la ética de cada cual debe de entrar en escena como tijeras para cortar todos esos "uniformes" de los que hablas y no alienarnos y alinearnos en las filas del mal...
Estoy encantada con volver a los jueves, pero dime, donde has estado en el otro lado del charco, espero nos lo cuentes con detalle y nos pongas los dientes largos, muuuuy larogos, miles de besossssssssssssssssss

CAS dijo...

...Quien este libre, que tire la primera piedra. Pero buenos, algunos estamos un poquito más libre si por lo menos abrimos bien los ojos y tratamos de comenzar a distinguir entre el bien y el mal y a éste, no lo tomamos como algo tan normal...

besos en armonía y paz

yonky dijo...

El mal rondando como carroña para los buitres.
Todos existimos y mal convivimos.Cada uno decide en que plato de la balanza se coloca.

cariñitos

MARU dijo...

Queridos amigos. Gracias por vuestra lectura y comentarios. Veo que todos estamos de acuerdo, estamos tan implicados que no está de más, hacer unas cuantas reflexiones que espero sepamos poner en práctica.
Un beso a todos.

maria jose moreno dijo...

Mi querida Maru, menudo tema nos ha planteado Juan Carlos esta semana. EN primer lugar disculpas por la tardanza pero creo que tengo al Google en contra mia y no me ha dejado comentar hasta hoy. De acuerdo con tus reflexiones, y sobre todo creo que deberiamos definir bien lo que es banalidad y por supuesto en Mal, porque la consideracion universal a veces no coincide con la particular de cada uno.
Besitos