Datos personales

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

miércoles, 8 de junio de 2011

SABADOS LITERARIOS - MICRORRELATO - LOS PIES ( máximo 150 palabras)






Zhou Guizhen tiene ochenta y seis años, vive en Liuyi, situado en la provincia de Yunnan en China; acaricia la cabeza de las dos niñas que están sentadas a sus pies.

-Abuela, porqué tienes los pies tan pequeñitos?

- Mi madre, como todas las madres chinas, cortó las uñas de mis pies, en el momento propicio, tras una consulta astrológica; en el día elegido ofreció a los dioses pasteles de arroz para que éstos permitiesen que mis pies fuesen tan suaves como esos pasteles.

Luego durante dos años sentí un gran dolor, hasta que murió el nervio y ya no sentí más dolor. En ese momento, madre me rompió los 4 dedos más pequeños y los aprisionó contra el talón para luego vendarlos con seda o algodón. Este ritual se repitió cada dos días con vendas limpias y durante 10 años.

-¿Abuela, y eso para qué?

-Para cumplir tradiciones, para que fuera atractiva, creo...

Silencio...


-Según el Sr. Word, 15o palabras-



Más relatos sobre pies en el blog de GUS

39 comentarios:

San dijo...

El dolor de la belleza, nunca he entendido esta ¿tradición?Las fotografias me impresionan.
Un abrazo Maru.

teresa dijo...

Maru, desde que ley un libro sobre la educación china referente a las niñas y sobre todo el ritual del vendaje de los pies, fue algo que me horrorizó.
En la historia que leí, una de las muchachas llegó a morir debido a las complicaciones.
Cuando he visto tus fotos ha sido algo impresionante.

teresa dijo...

Maru, no me he despedido de ti con un abrazo grande, mi querida amiga.
Hasta pronto.

MARU dijo...

Queridas amigas San y Teresa. El personaje de la historia que cuento es real, no sé si vivirá todavía. La costumbre y el método también. Se llaman a ese tipo de pies- Flor de Loto- Cuando vi el tema del relato, me vino a la cabeza inmediatamente, pues lo habia leído hace tiempo y también me impresionó mucho.
Hay muchas costumbres que no creo que se puedan entender.
Besitos a las dos, queridas amiga.

CAS dijo...

Cómo son de complicadas de entender ciertas tradiciones...!!! Las fotos impresionan, y el relato nos suaviza con la dulzura y aceptación de esa abuela que tan naturalmente cuenta sus padeceres.
Muy buen aporte, querida Maru.

MARU dijo...

Si, querida Cas, hay muchas tradiciones incomprensibles todavía hoy.
Bueno, creo que poco a poco nos vamos "civilizando"...creo...
Besitos, rpincesa de los Mares del Sur.

Cabopá dijo...

¡Qué dolor!
No me gustan las tradiciones atávicas que trascienden en los tiempos inmemoriales...
Pero sí me gusta tu cuento en 150 palabras.
Muy bien relatado,sabes, siendo una cosa conocida tu le has dado la narración adecuada.
Besicos.
Estaba tan tranquila que te seguía y no era así.Desde que cambiaste de ventana no había observado que no estaba yo asomada. Ya vuelvo a estarlo.
Más besicos amiga y vecina.

MARU dijo...

Lo primero, gracias por asomarte a mi ventana, es un placer.
Sí MariCarmen, en cuanto vi que el relato iba de pies, me tuve que acordar de esta historia que tanto me impresionó, sobretodo porque no la entiendo, como muchas otras de costumbres atávica, como bien dices.
Un besito, querida amiga.

gustavo dijo...

señora agüela, dice natalí que te pase su coemntario...y yo, buen servidos, aquí lo dejo...

No, NOOOO, y requeteNOOOO, NO puedo comentar a MARU desde hace, ufff, así que dulce GUSETE, aquí dejo a tus pies y a los de MARU mi coment. juevero podólogo para ella, gracias y disculpas:

"Una cultura dice: consultando a los dioses, mujeres atractivas, pies diminutos. Y procede a machacar esos pies infantiles años y años.

Otra cultura dice: de cara al tótem, mujeres atractivas, cuellos largos, y los enfunda desde niñas en anillas, años y años.
Otra proclama mirando al templo: mujeres atractivas uñas largas, y se las dejan crecer hasta que envuelven las manos.
Maruuuu, tanto sufrimiento han causado los dioses a las mujeres y las culturas, todas tomándolas por objetos de un supuesto deseo.
Testimonio triste, pero necesario, siempre, recordarlo. Lo has descrito sóbriamente intensísimo. Besitos.

Nota:Imposible comentarte, llevo días intentándolo, lo lamento, dejo donde GUS, cielo. Natalí

alfredo dijo...

Maruja:
Lo que cuentas: Si se puede entender, hay que hacerlo en el contexto adecuado, aún así duro, muy duro
Como lo cuentas:
Claro, sin concesiones, diría que tan acertada síntesis lo hace menos dramático... que lo es.

Besos

MARU dijo...

Querido Gus. Lo primero, Gracias.
Querida Natali. Gracias por el interés. A mi también me pasa lo mismo con algunos blogs.
Si, tienes razón. La sinrazón de muchas "culturas" que en aras de lo que sea martirizan a los seres humanos más débiles, utilizándolos como ofrendas, gozo personal o colectivo son abominables.
Pero seguimos igual. No hace mucho con los corsés, luego con las "fajitas", con los estilismos que llevan a catigar nuestros cuerpos en aras de...estar flacas, morenas, subidas a plataformas, con la piel perforada, depilada, yo que sé..... a costa de anorexia, cáncer de piel, problemas de espalda...eso por no hablar de las siliconas y demás...
Estamos locos, siempre lo hemos estado...
¿Será la condición "natural" del ser humano?
No lo sé, cariño, pero me dá mucha pena.
Un besto gordote, gordote.
MMMUUUAAAAAAAAAAAA

MARU dijo...

Alfredo querido amigo, efectivamente, la necesidad de ser concisa en la redacción, impide entar en todo el horror que conlleva esta costumbre que está abolida hace 100 años, pero que duró sólo 1000 años.

Que penita de niñas y de siglos perdidos en el dolor y en la deformidad más absurda.
Besitos, amigo.

Any dijo...

Elegimos las dos el mismo tema! Siempre me impresionó mucho esta costumbre (terrible) china. Pensaba hablar de otra cosa que tiene que ver con esto pero es una anécdota real (y graciosa) que le sucedió a una prima. Pero luego me incliné por este tema porque me pareció mas conmovedor.
Menos mal que terminé quedándome con una foto diferente, porque también había visto estas que subiste vos.
Un beso compañera

javier dijo...

el canon de belleza esclaviza, como de igual manera la moda uniformiza
Creo que en determinadas deformaciones en la mujer, son siempre responsables las mismas mujeres.

Neogeminis dijo...

La costumbre-tortura de los pies de loto es una muestra contundente de las aberraciones y sometimiento que la mujer ha debido soportar-y aún padece en muchos lugares- bajo el yugo machista de tantas sociedades. Ver esos pobres pies destrozados en nombre de un concepto "estético" que nada tienen que ver con la naturaleza y la dignidad humana, espanta aún hasta el más curtido.

Un abrazo.

MARU dijo...

COMENTARIO DE VERÓNICA . HEL-LENIKÓ (ME LO HA MANDADO POR CORREO)

Comentario para el jueves de los pies.

Maru, completo tu entrada- denuncia con esta página:

http://www.taringa.net/posts/info/8227746/Las-Geishas-Japonesas_-Belleza-y-Tortura.html

Besito.

Verónica Marsá

MARU dijo...

Querida Any, ya ves, tan lejos...tan cerca. Y es que hay cosas que no dejan indiferentes a nadie, Unidas por...los pies.
Un besito grande, amiga.

MARU dijo...

Querido Javier, efectivamente, dicho a voz de pronto así es pero hay veces que naces en una sociedad con unas costumbres tan arraigadas que no puedes luchar contra ellas.
Me viene a la memoria la mutilación genital femenina... por ejemplo.
Un besito

MARU dijo...

Verónica querida amiga, gracias por el esfuerzo en comentar.
He visto el link y no tiene desperdicio. Esperemos que solo sea historia.
Un besito, amiga.

MARU dijo...

Neo, cariño, nada justifica el sufrimiento y menos si es baldío. Hay muchos horrores que todavía perduran en nuestras sociedades.
Un besito

Alejandro Kreiner dijo...

Seguro que los indígenas tampoco entienden como nosotros usamos zapatos.

Saludos.

MARU dijo...

jajajaja bueno amigo, los zapatoa pueden resultar molestos pero tienen una finalidad, proteger los pies.
Besitos

rosa_desastre dijo...

Mil años de tradicion apretados en unas pocas letras, suficientes para dejarnos ver lo duro y cruel de algunas costumbres.
Un beso

Carol dijo...

Impresionantes imágenes Maru, pobres mujeres, y encima que fueran y sean aún, en otras abominables costumbres, las mujeres de la familia las que hagan padecer esos horribles sufrimientos a sus descendientes.

No sé dónde queda la empatía ante tanto dolor, humillación y la falta de criterio propio para imponerse a esas absurdas ideas sobre la belleza femenina.

El que quiera pies pequeños que se retuerza los suyos.

Excelente el diálogo. Las niñas no comprenden y eso es buen síntoma de que van quedando lejanas, al menos, esta forma de tortura.

Un beso enorme amiga.

Tésalo dijo...

Tan solo 150 palabras. Alguna de ellas me ha resultado muy dolorosa.
Además, están esas imaágenes de arriba.


Tésalo

Primavera dijo...

Terrible dolor que tuvieron que soportar por tantos años todo por una tradicion impuesta por hombres que les gustaba este tipo de fisico deformado en los pies.
Siempre digo que si hubiera sido al reves ningun hombre lo hubiera llevado.

MARU dijo...

Rosa, mil años de martirio para muchas niñas... menos mal que hace casi un siglo que está erradicada esta costumbre.
Un besito

MARU dijo...

Carol, efectivamente aún hoy seguimos muchas mujeres sufrienda el peso de las tradiciones.
Piensa en los votos de obediencia, la ablación del clítoris, el ir nos pasos detrás, la prohibición de réplica...enfin, cariño, seguro que alguna vez seremos iguales...espero.
Un besito

MARU dijo...

Tésalo, amigo, efectivamente muy doloroso. Gracias,
Besitos

MARU dijo...

Primavera, no sé qué decirte... muchas mujeres han sido y son más machistas que los hombres... Espero que esto cambie.
Besitos

Pepe dijo...

Es terrible, pero mucho más terrible es que forma parte de la "cultura" de los pueblos ese tipo de tradiciones. Son normalmente las mujeres las que vendan y machacan los dedos, las que ponen anillos en el cuello, las que mutilan los genitales, las que agrandan la boca con platillos. Afortunadamente y aunque de forma lenta, esas costumbres van retrocediendo.
Un abrazo.

MARU dijo...

Pepe, es verdad, amigo, la parte más débil es más fácil siempre de someter, y ellas, obedeciendo una vez más, lo trasladan a sus hijas...
Si, poco a poco vá termiando, no todo lo deprisa que quisiéramos.

Un besito

MARU dijo...

Y QUÉ TE CUENTO...

Juan Carlos Celorio

Imposible. Que no te puedo comentar.
No es que diga mucho, pero te lo envio por correo:


Poco más que decir que lo ya comentado. Suscribo todo, pero en especial, por resaltar tu labor, suscribo especialmente el comentario de Cas.
Muchos besos, amiga.
Abocado al anonimato, Juan Carlos

MARU dijo...

Bueno, amigo Juan Carlos, de anónimo nada...ya ves.

Totalmente de acuerdo, tanto con lo que dice Cassssssssss, como con lo que dicen todos los amigos.
Un besito, y gracias por el esfuerzo.

MARU dijo...

MARICARMEN ANDUJAR...

Hola Maru: A ti tampoco te puedo cocmentar en el blog, no hay manera, lo he probado varias veces y nada. Te hago el comentario aquí.

Jolin, vaya tradiciones. La había oido por encima; pero desde luego que tortura, sólo para tener los pies superpequeños.

Bueno, como decía aquel: - Hay gente pa to.

Un abrazo
Carmen

MARU dijo...

Si, cariño, hay gene pá tó.... Es increíble, ¿verdad? Pero como verás en otro post, no hemos adelantado mucho...
Gracias por el interés y el esfuerzo.
Un besito, amiga.

gustavo dijo...

agüela, lo siento, pero como las nietas,acabo de elegir una sola palabra para comentarte:SI
LEN
CIO...
medio beso.

MARU dijo...

Querido Gustavo, hay palabras que son tan elocüentes como el más prolijo discurso...
Besitos

impersonem dijo...

Espero que hayan abolido esa tradición... que, sin duda, era un disparate... no sé a quién se le ocurriría... pero de belleza nada... da mucha grima, por lo menos a mí...

Besos.